Cuando escribí el artículo sobre la Reserva Cognitiva nunca supuse que iba a despertar tanto interés en la gente, para mí no es de los mejores que he escrito, pero se ve que es un tema que interesa a la gente. En ese artículo terminaba mencionando «El estudio de las monjas» y os dejaba un vídeo en el que se explicaba brevemente en que consistía, hoy voy a profundizar en ese estudio clásico, para una ciencia tan joven como la nuestra.

En 1986, David Snowdon, epidemiólogo y profesor de neurología en la Universidad de Kentucky, muy interesado en la enfermedad de Alzheimer, decidió iniciar un estudio en un convento con un grupo de Hermanas de Notre Dame en un convento de Mankato, Minnesota. Posteriormente se amplió a otros conventos.

El objetivo del ya famoso “Estudio de las Monjas” es comprender la discapacidad mental y física que va asociada al envejecimiento, determinando las causas y las posibles vías de prevención de la enfermedad de Alzheimer y de otras enfermedades mentales y cerebrales

El convento ofrecía unas condiciones inmejorables para el estudio de la cuestión ya que al ser una comunidad de monjas de clausura, todas tenían una calidad de vida similar.

En un primer estudio con 306 religiosas de más de 75 años, Snowdon llegó a la conclusión de que las monjas con un mayor nivel educativo y que habían sido más activas, mental y físicamente, tenían una mayor esperanza de vida y mantenían su independencia en la vejez.

Este trabajo le sirvió a Snowdon para ampliar su estudio a 7 conventos, convenció a  678 monjas para realizarlo. Tenían que pasar pruebas anuales físicas y mentales, además las hermanas aceptaron donar sus cerebros a la ciencia para que los analizaran al fallecer.

Las edades de las monjas comprendían desde los 75 a los 102 años, su esperanza de vida era mayor que la del resto de los mortales. La mayoría había dedicado su vida a la docencia y muchas seguían activas, también había algunas que ya tenían Alzheimer.

Las religiosas escribían una autobiografía antes de entrar al convento, sobre su vida anterior, sus motivaciones, espiritualidad, sus reflexiones acerca de Dios y de la vida que esperan llevar. Estos escritos fueron muy importantes ya que a través de ellos, se pudo ver que era posible predecir cual de ellas iba a tener más probabilidades de padecer Alzheimer. Si el relato era más rico, literariamente hablando, la probabilidad de sufrir una enfermedad neurodegenerativa disminuía. También se vio que aquellas que mostraban más pensamientos positivos en sus escritos tenían vidas más largas que aquellas que realizaban autobiografías que no los tenían o demostraban.

Un caso muy demostrativo de lo que estamos hablando es el de la hermana Bernadette, ella terminó sus estudios universitarios y se dedicó a la docencia durante muchos años. Según Snowdon «era una mujer muy agradable y perspicaz», empezó a realizar las pruebas a los 81 años y sus capacidades eran fantásticas, incluso mejoraba en algunos aspectos en los años posteriores. Murió de un infarto repentino a los 85 años, cual fue la sorpresa cuando al explorar su cerebro vieron que tenía uno de los tipos de Alzheimer más severos que existen. Tenía el gen de la enfermedad y su cerebro estaba muy deteriorado, aunque no lo había desarrollado y no tuvo ningún síntoma en vida «era el ejemplo más claro de como alguien resiste a la enfermedad».

El estudio de las monjas ha permitido comprobar la importancia de algunos factores en la prevención de Alzheimer tales como llevar una alimentación saludable, realizar ejercicio moderado o controlar la hipertensión arterial, ya que esta puede causar microderrames apenas perceptibles que generen síntomas de demencia. También ha establecido la relación entre una súbita pérdida de peso en la vejez y el inicio de un Alzheimer,. El estudio ha reforzado, como veíamos, la importancia de mantener vidas mentalmente ricas, en las que tenga un peso importante nuestra vida social y afectiva, ser positivo y sentirnos queridos. Es decir, llevando a cabo a lo largo de toda nuestra existencia una vida plena de sentido y actividad.

Jaime Naranjo Alcaide. Neuropsicólogo.

M-32592

 

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.