“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”. Miguel de Cervantes.

Todos conocemos algunos de los beneficios que produce la lectura en nuestro cerebro, nos ayuda a relajarnos, reduce el estrés, produce beneficios en la memoria, ayuda a prevenir el Alzheimer, ayuda a mantener la concentración, mejora las habilidades comunicativas, aumenta la empatía…

Si estás leyendo esto es porque te  gusta la lectura, en caso contrario leería el título nada más. Leer es muy divertido, fácil y es una de las aficiones más baratas que existe. Si no lees todo lo que te gustaría o deberías, te voy a dar unos motivos para que no tengas excusa para coger un libro a menudo.

Aumenta la empatía

En todos los libros que hemos leído nos hemos identificado con sus personajes, nos podemos haber sentido ganas de venganza como el Conde de Montecristo, estar enamorados de Dulcinea como Don Quijote, sentir el peso del anillo como Frodo, pasar los tormentos de Jane Eyre o Anna Karenina, incluso hacer magia como Harry Potter. Nos hemos puesto en su piel , hemos sentido las emociones de los personajes de las novelas que hemos leído, hemos viajado en el espacio y en tiempo.

Leer estas historias nos ayuda a comprender los sentimientos y pensamientos ajenos, sin importarnos que estas personas sean reales o imaginarias.

Según varios estudios publicados por el New York Times “los individuos que leen ficción a menudo son mejores a la hora de entender a otra gente, empatizar con ellos y ver el mundo desde su perspectiva”.

Natalie Phillips junto a un equipo de neurocientíficos de Stanford declaró que “cuando leemos una obra de ficción activamos regiones del cerebro que están alineadas con lo que los personajes sienten y hacen”.

Gimnasia cerebral

Leer hace que nuestro cerebro se mantenga en forma, hay muchas actividades que nos sirven como ejercicios de estimulación cognitiva , además algunos juegos nos sirven como terapia para prevenir el Alzheimer como el ajedrez, las cartas, crucigramas o Sudokus también son beneficiosos.

La lectura requiere la coordinación de múltiples funciones cognitivas complejas, incrementa el flujo cerebral de las áreas implicadas en las funciones ejecutivas ya que estaremos trabajando la atención y concentración, la memoria, el pensamiento o la imaginación, entre otras capacidades.

Cuanto antes se empiece, mejor.

La lectura ayuda a ampliar la capacidad atencional de los niños, ya que los libros tienen un desarrollo secuencial y estructurado.

Comenzar a leer desde pequeños ayuda a desarrollar la comprensión lectora, a ampliar el vocabulario y mejora el rendimiento académico en el niño. También mejora la visualización, ya que tienen que imaginar la historia. Se recomienda también leerles cuentos a los niños y comentarlos con ellos.

Además crearemos un hábito muy positivo para que dure toda la vida.

Relaja

Está demostrado que la lectura es de las aficiones que más relajación produce, por eso hay mucha gente que lee antes de dormir.

Moraleja (hablando de libros): que hay que sacar tiempo para leer un rato todos los días y disfrutar de una buena lectura, no hay excusas. Tu cerebro te lo agradecerá.

 

Jaime Naranjo Alcaide. Neuropsicólogo.

M-32592

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s