¿Os imagináis lo que sería tener un pitido o zumbido constante en lo oídos?. Esta desagradable sensación es la que sienten las personas que sufren los acúfenos o tinnitus, puede ser esporádica, pero si se alarga en el tiempo puede ser un verdadero infierno.

Se definen como una alteración perceptiva que provoca un pitido o zumbido, sin que haya un sonido externo que lo justifique. Este sonido intrusivo puede ser más o menos constante, puede ser en forma de palpitaciones, se puede pasar de un oído a otro o como si viniera del interior de la cabeza.

Más de la mitad de las personas que sufren acúfenos tienen asociados otros problemas psicológicos, especialmente trastornos de ansiedad y depresión. Como es lógico también provocan dificultades para dormir y absentismo laboral.

Las personas que poseen un elevado nivel de estrés tienes más probabilidades de sufrir esta patología, por ello tienden a sentir este tipo de sonidos y les provoca una cantidad de ansiedad mayor, un círculo vicioso.

La gran tensión que provoca el estrés en los músculos hace que los faciales y los de masticación hagan rechinar los dientes y tensar la boca (bruxismo) , por lo que cuando el estrés nocturno aumente produzcan una presión interna que tapone los oídos o el efecto de los acufenos.

Tipos de Acúfenos

Tinnitus objetivo

Puede ser escuchado por la persona que lo experimenta y por especialistas que utilicen los instrumentos de exploración adecuados. Está producido por alteraciones vasculares o por espasmos musculares que hacen que algunas partes del oído interno se muevan de manera anormal.

Tinnitus subjetivo

Es el tipo de tinnitus más común y sólo puede ser escuchado por la persona que lo experimenta de primera mano. Su diagnóstico es más complicado que en el caso del acúfeno objetivo.

Los acúfenos pueden presentarse por diferentes causas, entre ellas el bruxismo, problemas cervicales, trastornos de ansiedad, patologías vasculares o malos hábitos de salud.

Investigadores de la Universidad de California y la Facultad de Medicina de Harvard comprobaron la relación directa existente entre los acúfenos y la ansiedadigual ocurre con la depresión.

Tratamiento

En cuanto a su tratamiento, hoy en día no existe una solución terapéutica que asegure su desaparición, pero sí técnicas de habituación y aceptación dirigidos mejorar la calidad de vida, que ayudan a mitigar el malestar.

En el caso de los acúfenos causados por estrés acumulativo se utilizan técnicas como la reestructuración cognitiva dirigida a eliminar las interpretaciones negativas asociadas, y métodos de relajación con biofeedback para ayudar a aliviar la tensión y tratar la ansiedad derivada, permitiendo visualizar en tiempo real los procesos que activan o desactivan el sistema nervioso.

Otro de los tratamientos con más resultado es la Terapia de Reentrenamiento del Tínnitus (TRT), cuyo principal objetivo es reducir la percepción del ruido en los oídos, permitiendo que la persona aprenda a convivir con esos sonidos, reduciendo la reacción emocional ante los mismos.

Si padeces esta dolencia o conoces a alguien que la sufra, debes acudir al otorrino que te hará las pruebas pertinentes, si el especialista descarta cualquier problema físico seguramente esté derivado de algún problema psicológico. Nosotros podemos ayudar a solucionar los problemas que padeces, para cualquier duda consulta nuestra página web.

Jaime Naranjo Alcaide. Neuropsicólogo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s